Contigo registra una propuesta en el congreso para limitar los gases de efecto invernadero del sector ganadero

El Presidente Nacional de Contigo Somos Democracia, José Enrique Aguar, y el Secretario Estatal de Ganadería y Agricultura del partido, Ramón Luis Molinary, han registrado hoy en el Congreso de los Diputados una propuesta para limitar el impacto del metano entérico en la producción de leche y carne de vacuno en el medio ambiente, que incorpora soluciones concretas.

En unos días en el que el debate se centra en los efectos de la contaminación de los vehículos impulsados por combustibles fósiles, desde Contigo se ha lanzado una propuesta "que no busca prohibir, sino buscar soluciones a los gases de efecto invernadero de un sector estratégico para España como es el ganadero", según ha asegurado Aguar.

Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector ganadero a nivel mundial ascienden a 7100 millones de toneladas de CO2, un equivalente anual a casi el 15 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero generadas cada año por la actividad humana.

La previsión de la ONU es que el crecimiento económico en las regiones más pobres y una mayor necesidad de producción agrícola para proporcionar alimentos de origen animal a una población con una demanda cada vez mayor, se traduzca en que la producción de carne y leche seguirá incrementándose respectivamente en un 73 % y un 58 % para 2050.

Este crecimiento tendrá importantes consecuencias para el medio ambiente, por las emisiones de gases de efecto invernadero del sector ganadero.

Sirva como ejemplo el que una sola vaca puede producir hasta 500 litros de gas al día, que se añaden a los efectos de los gases de efecto invernadero en el medio ambiente.

Para ello, desde Contigo Somos Democracia se ha elaborado un estudio, incorporado en la propuesta, en el que se calcula que la reducción total del metano entérico generado únicamente en la producción de carne de bovino y productos lácteos en España representaría un ahorro de alrededor de 21 millones de toneladas de CO2 equivalentes.

Para ello se propone legislar al respecto, teniendo en cuenta una de las soluciones propuestas por los investigadores del sector, los aditivos para la alimentación animal.

Estos aditivos serían aceites esenciales vegetales de segunda generación micreoencapsulados, conocidos como técnica Agolín.  Son aditivos a base de extractos vegetales para piensos y está demostrada su efectividad en la reducción del metano en la producción láctea y de carne de vacuno en diferentes sistemas de producción y alimentación, mejorando al mismo tiempo la eficiencia de la alimentación.

Los aceites vegetales esenciales de segunda generación microencapsulados Agolín son una mezcla cuidadosamente seleccionada de sustancias activas de plantas como el cilantro, el clavo de olor, la zanahoria silvestre, entre otras, formuladas de manera que actúan sobre las vías metabólicas del carbohidrato y la proteína del rumen.

Ramón Luis Molinary, citando el estudio propuesto al Congreso de los Diputados, ha asegurado que "ante una creciente demanda de alimentos de origen animal, el sector necesita urgentemente encontrar formas para mitigar el continuo daño medioambiental. Los aceites vegetales esenciales de segunda generación microencapsulado pueden ser parte de la solución para reducir la producción de metano y por tanto disminuir los gases de efecto invernadero".

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog
banner Gestiona Radio

Publicidad

banner Gestiona Radio

Últimas noticias

banner Gestiona Radio banner Gestiona Radio

SÍGUENOS EN +