La Comunidad Valenciana se ofrece a acoger a los 12 migrantes salvados por el pesquero de Santa Pola

La Comunidad Valenciana se compromete a acoger a los 12 inmigrantes recogidos en alta mar por el pesquero Nuestra Madre Loreto, con base en Santa Pola (Alicante), ha anunciado este martes la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra (Compromís), a través de un mensaje en redes sociales, en el que ofrecía los puertos de la Comunidad y solicitaba al Gobierno de España “que autorice al pesquero de Santa Pola a volver a costas valencianas con estas 12 personas”.

Oltra pretende con este ofrecimiento dar una salida a las negociaciones que el Ejecutivo central mantiene con el Gobierno de Libia para el desembarque de los inmigrantes, todos ellos de países africanos, que no avanzan a pesar de que la recogida de náufragos tuvo lugar el pasado jueves.

A unas 80 millas de la costa libia, dos pateras se aproximaron al pesquero santapolero, “acosadas” por una patrullera del país norteafricano, según relató el patrón de la embarcación, Pascual Durá. Tres de los tripulantes de las pateras lograron subir al Nuestra Madre Loreto, mientras que el resto se lanzó al agua. El buque libio recogió a la mayor parte de los náufragos, pero una docena quedaron bajo la protección de los pescadores alicantinos.

La petición de Oltra repite el patrón que siguió en el caso del Aquarius, la embarcación que transportaba 630 inmigrantes recogidos por diversas ONG y que atracó en Valencia el pasado mes de junio. En unas declaraciones, la también consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas recordó la odisea de aquella embarcación y ofreció los puertos para demostrar “que esta es una tierra que no deja a nadie a la deriva”. A su juicio, hay que recuperar los valores de “solidaridad que la Unión Europea siempre ha representado”.

Según el gabinete de Oltra, y al contrario de lo que sucedió con el Aquarius, horas después de la oferta todavía no se ha dado ninguna respuesta por parte del Gobierno, a pesar de que la iniciativa también ha contado con el apoyo del alcalde de Valencia y compañero de filas de Oltra, Joan Ribó. El primer edil valenciano se sumó a la propuesta con otro mensaje en Twitter, en el que ponía la ciudad de Valencia “formalmente” a disposición de los migrantes rescatados por el barco de Santa Pola.

El  pesquero sigue a la espera de una solución. Se encuentra a 100 millas de Libia y a 120 de Malta, inmersos en un temporal y con comida y combustible para apenas cinco días. Además, la incertidumbre y la falta de espacio ha hecho cundir el nerviosismo tanto entre la tripulación, formada por 13 personas, como entre los rescatados. Durá afirma que los inmigrantes “no quieren ni oír hablar de Libia”, un país que ha sido desaconsejado por diferentes ONG e incluso por la ONU como receptor de náufragos rescatados en el Mediterráneo.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +