Evidentes ejemplos de cómo un Gobierno se ríe de sus vecinos

Low Festival, Zona Azul, Hogar del Camarada y Centro Comercial

Leopoldo Bernabeu

Reconozco que en la mayoría de mis artículos y opiniones me ufano en intentar explicarles, intentando evitar en lo posible la crítica política por gusto, como se hacen las cosas en Benidorm por aquellos que elegimos cada cuatro años. Y no resulta nada fácil que ustedes me entiendan en el intento de ir más allá que la mera crítica per sé.

La actualidad de hoy nos enlaza cuatro temas que describen a la perfección lo que muchas veces intento explicar y no siempre consigo. Low Festival, Centro Comercial, Hogar del Camarada y Zona Azul, añadida esta última por mí aunque sea tema de finales de agosto y no de hoy.

Tres meses antes de votar en las elecciones de 2015, el entonces líder de la Oposición y hoy Alcalde, Toni Pérez, repitió hasta la saciedad que si el gobernaba, las dos primeras decisiones que tomaría serían las de anular los contratos que se acababan de renovar por siete años con el Low Festival, y firmado 45 días antes con la nueva empresa de la Zona Azul. A estos indiscutibles datos, les añado dos decisiones tomadas poco después, poner en marcha de manera definitiva el flamante nuevo Centro Comercial en el entorno del magnífico polígono industrial y la restauración de todo un emblema local como es La Casa del Camarada, más conocido como bar de los Yayos. Nos dejamos Armanello, Estación de Autobuses y otros para otro día.

Estamos a ocho meses de que termine esta Legislatura y tenemos un Toni Pérez y un PP defendiendo hasta la vergüenza la continuidad del Low Festival, una empresa que denunció al ayuntamiento y ganó el juicio por 300.000 euros, y que cada año nos pide más dinero por los múltiples gastos que no consigue sufragar. La última defensa del PP clama al cielo, pues al no obtener el Low de la Generalitat el apoyo previsto, a nuestro ayuntamiento le ha costado todavía más dinero. Amén del deterioro en que, año tras año, se quedan las instalaciones deportivas de la ciudad. El dinero público no es de nadie, como diría Carmen Calvo.

En cuanto a la zona azul, el espectáculo que vivimos en el último Pleno es de película. Aún a pesar de reconocer que nuestro Alcalde tendría dificultades para ganarse la vida una vez abandonara la actividad pública, algo que no parece que vaya a pasar ni con agua caliente, pues jamás ha trabajado en la empresa privada, sus méritos interpretativos le garantizan un puesto en el mundo del cine, aunque sea en películas de domingo por la tarde. Habiendo utilizado la zona azul y el servicio de la grúa como estilete de sus más ácidas críticas para alcanzar el Gobierno, desde el mismo día que cogió el cargo, se aplicó aquello de “donde dije digo, ahora digo Diego”. Espectacular. Ni caso a los diferentes informes que un servidor exigió al mes de iniciarse el curso político  para cuantificar el lucro cesante y poder así resolver el contrato, y en cambio ahora es su mayor defensor, llegando al sonrojo. Pues es vox populi que la empresa de la zona azul tiene agarrado por sus partes al equipo de Gobierno y a su vez estos
están deseando cogerlos en un renuncio para mandarlos a freír espárragos. Pero ojo, con tal de no dar la razón a la Oposición, aguantarán con sus enemigos hasta la extenuación.

Sobre el Hogar del Camarada, ya lo ven ustedes, tres años y medio hablando de una restauración que iba a durar unos cuantos meses, y hoy sabemos que no se ha iniciado ni la definitiva obra, que ya veremos dentro de cuantos meses, dará vida de nuevo a este emblemático lugar del corazón de Benidorm. Esperpéntico.

Y me dejo para el final el plato fuerte. El bufonero, grotesco y hasta sarcástico de nuestro Alcalde nos vendió ayer la apertura del acceso peatonal que conduce al Centro Comercial. Pues yo le digo al sr. Toni Pérez que tenga un poquito más de vergüenza y no se ría de los vecinos de Benidorm. Lo que inauguró ayer es un camino hacia ningún lado, porque ni existe polígono industrial alguno, ni hay nadie que nos explique que hacen decenas de camiones removiendo tierra desde hace año y media en un lugar donde hace ya muchos años nos vendieron que la ciudad tendría su primer Centro Comercial.

Esta es la historia de la política en Benidorm y este resumen, un magnífico ejemplo que me permite como explicarlo. Pero no pasa nada, dentro de 8 meses van ustedes y los vuelven a votar.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog
banner Gestiona Radio

Publicidad

banner Gestiona Radio

Últimas noticias

banner Gestiona Radio banner Gestiona Radio

SÍGUENOS EN +