La causa y el efecto

Por Leopoldo Bernabeu

Presidente de CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA en Benidorm

“Hace cuatro años decidí presentarme a la alcaldía de mi ciudad, un reto que me eriza los pelos con sólo recordarlo. El resultado que obtuve fue el peor, pues siendo espectacular el reconocimiento que me dieron miles de ciudadanos de mi ciudad, me quedé en mitad del océano”

Hace cosa de cuatro años afrontaba la recta final hacia unas elecciones que se habían convertido en todo un plebiscito de vida para mí. Sin valorar en su justa proporción el riesgo que estaba asumiendo, porque si lo hubiera hecho nunca habría emprendido esta aventura, tuve muy claro que, por encima de todo lo demás, estaba un ciego interés por ponerme al frente de los problemas de mi ciudad y aportar mis conocimientos y mi capacidad para intentar resolverlos. Es algo que ya había decidido dos años antes y que desde muy joven siempre añoré. Me gusta la política, me gusta el servicio a los demás y me gusta mi ciudad, estoy enamorado de Benidorm. Tenía la edad adecuada y gracias a mi profesión de periodista, había podido ver desde una barrera privilegiada la realidad de lo que ha estado pasando durante tantos años, resultando inmoral para mis principios y mi educación quedarme quieto.

Con todos estos ingredientes, me puse la venda en los ojos y tapones en los oídos. No quise ver ni escuchar lo que muchos me advertían. Pasado el tiempo y conocidas todas la barbaridades que tuve que aguantar, no me arrepiento un ápice, aunque no es menos cierto que han tenido que pasar tres años para poder llegar a este punto de reflexión. Me alegro de no haber escuchado a todos los que de corazón me avisaban de lo que podía suceder, y después sucedió. Benidorm no tiene la culpa de que la política de este pueblo esté enferma, muy enferma. El ansia de poder de algunos que llevan delante y detrás de la poltrona desde hace más de 25 años, ha generado un odio muy curioso, ese que revestido de amistad cínica e irónica, terminan pagando todos los vecinos de esta ciudad.

Benidorm es una potencia de tal calibre que jamás le han hecho falta los políticos para salir adelante. Más bien al contrario, en muchos capítulos de la más reciente historia, la participación de los mismos, no ha hecho más que entorpecer y retrasar un progreso que si no hubiera sido por la nefasta capacidad de quienes nos han gobernado en los últimos 30 años, habría colocado a esta ciudad en la cúpula del progreso. Siempre voy a mantener que Benidorm es el reflejo de la capacidad que han tenido sus empresarios y el esfuerzo de sus miles de trabajadores.

“Aplaudo las palabras de Juan Roig y el resto de grandes empresarios que pedían dar un paso adelante”

Hace cuatro años decidí presentarme a la alcaldía de mi ciudad, un reto que me eriza los pelos con sólo recordarlo. El resultado que obtuve fue el peor, pues siendo espectacular el reconocimiento que me dieron miles de ciudadanos de mi ciudad, me quedé en mitad del océano. De no haber sacado ningún concejal, ninguna de las múltiples barbaridades de las que se me acusó habría existido, y de haber conseguido 700 votos más, hubiéramos podido contribuir activamente al cambio en las obsoletas y cainitas formas de gestionar esta gran urbe. Dos años he estado renegando de la política y casi deambulando como un zombie que busca una explicación a tanta maldad.

Hoy me siento fuerte otra vez. Hace año y medio descubrí un proyecto político nuevo, fresco, joven, recién nacido. Desde el primer momento vi en él reflejado la figura de aquel Adolfo Suárez que, sin ser el mejor estratega del mundo, supo aplicar consenso, moderación e infinita capacidad de diálogo a una España que lo necesitaba más que nunca. Y hoy es España quien necesita de manera urgente un proyecto político nuevo, limpio de corrupción, con nuevas caras. Que su ideario no sea ir en contra de nadie. Ni vieja, ni nueva política, mucho más sencillo, buena política. Aplaudo las palabras de Juan Roig y el resto de grandes empresarios que pedían dar un paso adelante. Yo he decidido unirme a CONTIGO SOMOS DEMOCRACIA y ponerme, otra vez, al servicio de Benidorm.

Etiquetas

Publicidad
banner Gestiona Radio

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +